FRATERNIDAD DIVINA PROVIDENCIA

ESPAÑA-TENERIFE

“...y no había para ellos sitio en la Posada...”

(Lc.2,7) ------

-

-

-     La Obra de Dios no cesa. Su Amor por la humanidad es incondicional y su ternura se hace gesto en las vidas de los Hermanos de La Divina Providencia que se entregan para dignificar la Vida de todo ser humano que vive y que necesita aliento, cobijo y una mano tendida en forma de oportunidad para volver a comenzar y VIVIR, con todo lo que ello implica.

-     Posada La Semilla de Nazaret pretende ser lugar de acogida para aquellos/as jóvenes que, como en su momento ocurrió con el mismo Jesús, no tienen sitio ni lugar en las estructuras sociales del momento en que vivimos; jóvenes por los/as que quizá nadie apuesta, pero que dependen de proyectos retadores como éste para volver a nacer y aspirar a una manera de vivir plena. Por eso esta “posada” es lugar de tránsito donde adquirir habilidades y herramientas para acceder a la vida adulta, autónoma.

-     Del pequeño de Belén, hijo de un carpintero y una joven nazarena, que tuvo que nacer en un hosco establo, pocos esperaban que fuera el Mesías, el Señor... Los hermanos de La Divina Providencia y, en concreto, este Hogar somos esos brazos cálidos de Madre que acogen las vidas incipientes de estos/as jóvenes que necesitan una OPORTUNIDAD.

Hermanos de La
Divina Providencia