“Junto a la cruz de Jesús estaba su Madre”

 

(Jn 25,19)

 

 

      Como buena Madre, María supo acompañar a Jesús desde el gozo de Nazaret a este momento terrible de la muerte en Cruz. Esta figura es la que se ofrece a las/os jóvenes que conviven en el Hogar Villa María de Nazaret: una vida donde las/os educadoras/es van modelando, con su saber estar en cada circunstancia, la vida de las chicas y de los chicos que allí residen. Todo esto para hacer de ellas y de ellos, mujeres y hombres con capacidad para sortear  lo grande y lo pequeño de la vida diaria.

 

FRATERNIDAD DIVINA PROVIDENCIA

ESPAÑA-TENERIFE

 

Hermanos de La
Divina Providencia